viernes, mayo 02, 2008

recosté mi cabeza
en tu falda
unas cuantas veces

coloqué tu mano
para que me peinaras
-ahora lo haces sólo-

eres una pequeña máquina
de amor a la que hay

..........................que darle cuerda.

2 comentarios:

  1. importante es también que sabes como se hace.

    un abrazo

    ResponderEliminar

palabréame