sábado, mayo 31, 2008

El poema "El arresto de la dama que no sopló duro", nunca leído en público, intervenido con grabadora. Café Mora, La Roma, C.D México, fotos © Nicolesterol 2008


3. Escuchar desde el público un poema que nunca leeré en público



2. Cerrar los ojos, fruncir el ceño. El momento de oprimir "play" es muy dramático




1. Colocar la grabadora de voz junto al culpable de la poesía



Gracias a las megafoneras Anais, Ximena y Eva, quienes me acompañaron al mercado en busca de cassettes de grabadora, y a Miriam por la grabadora sacada del sombrero de maga, sin ellas hubiera tenido que leer en público.

1 comentario:

  1. Fue un placer preciosa...escuchar el poema ´fue un placer aún más grande.

    ResponderEliminar

palabréame