domingo, octubre 16, 2005

Amarga tras la muerte (poema escrito por Mujer 1)

IV.

Sobre el suelo
desnudo
tendiste tus miembros

Telaraña de piel
con pisadas
sedientas

De haber sabido
que, después del hambre,
ventana: jamás

Porque nunca fuiste
nombre
sino puerta
redonda llena
de palabritas
grises

Azulejo de espinas


Fragmento del texto "El encuentro con Amarga", disponible en De Trasmano de la semana del 20 de octubre de 2005.

El encuentro con Amarga

4 comentarios:

  1. Fisura precisa para una ventana indiscreta: espíritu que ladra, sí muerde.

    ResponderEliminar
  2. Bello blog, sacudidor, estremecedor como pocos.
    Te dedico estas líneas:

    Milagro

    Me susurras,
    me estremezco.
    Te hablo,
    tiritas.
    El milagro se consuma.
    Sin roces.
    Sin piel.

    Un beso.
    Juan

    ResponderEliminar
  3. oiga Mara, me di a la tarea de leerlo en el periodico y de veras q no se de donde sacas tus hisorietas...la amarga resulto con un peculiar aji al fin y al cabo, no? :)
    slaudos

    ResponderEliminar
  4. oye, y dónde está mi Secta, que no me ha llegado? Ya lo decía mi abuela, escribir poesía es "trabajar pa'l inglés" (lo siento, mujer mara-villa, tienes que preguntarle a un Dominican qué quiere decir esa expresión; yo no te lo voy a decir).

    ResponderEliminar

palabréame