jueves, marzo 06, 2008

María Luisa y yo nos (re)conocimos en México y dimos talleres y recitales en la misma comunidad de Oaxaca. Ahora nos volvimos a ver en su casa en Queens y teníamos el pelo más largo, más capas de ropa que en el árido y hermoso Cosoltepec, aunque su casa era tan cálida como ilustra esta imagen. Recitamos juntas. Nuestros poemas del autobús. A las chicas, que saben quiénes somos.
Abrazo.

2 comentarios:

  1. joder, que ilusión...
    hola, mara, que ilusion me ha hecho tambien tu post en la u..

    esas fotos en bn me las manda un poeta de baja california, apra que escriba lo que me nazca

    me está gustando lo que ando pariendo
    y me alegra verte cerca

    ahora tengo vacaciones, unosdias, se me ha roto el ordenador, a la vuelta me agenciare uno
    que alegria maria luisa
    que alegria cosoltepec
    que improtante el escuadron
    ahi vamos

    ResponderEliminar
  2. por cierto, creo que estuviste con david, no?
    espero que maria y ella vayan a michigan..

    ResponderEliminar

palabréame