jueves, octubre 23, 2008

donde siempre 
* el verso es de silén

a nicole cecilia
y los accidentes que potencian


ella llegó
sabia con pececito verde
dejó sus tesoros
unas hojas que también son plumas
una caja de zapatos llena de sorpresas
como hexagramas

y unos versos que leían
“bajamos hacia donde siempre es peligroso que se baje” *

doce horas o menos hablamos
esa lengua que cosechamos
cambiamos obsequios,
el libro manoseado de julia,
fragmentos de un discurso amoroso
¿cuáles eran? el abrazo fue uno,
la llevé a un bar decadente
y tomamos cerveza, de regreso
vimos manuscritos

¿de verdad podemos
escribir sin levantar el puño?
un más allá en cursiva
nos silencia, la rosa se hace
de una sola pincelada,
a veces veo fantasmas
a ti sola te lo cuento

que hay libros invisibles
afilando los sensores que hay amores
cayendo a diario de los pedestales
que la fe nace en los aviones
la fe a las turbinas
la fe a las tumbas
la fe al miedo a la fe

el asunto de la maleta
lo resolviste rápido
antes de la cena



1 comentario:

  1. bonito!
    Mara, gracias por mi otoño!

    Te quiero guapa!

    ResponderEliminar

palabréame