viernes, enero 27, 2006

Peces nucleares

Tener agallas es un capricho de la sincronización. Los peces son hacia los escorzos ángeles que escapan de ella como de una capilla. Ninguno sobrevive al otro lado, caen lentamente como la amenaza de la materia radioactiva.






foto: maría de los ángeles pastor

2 comentarios:

  1. Exquisito blog,
    muy bien escrito
    elegante y sensible.

    Felicidades.

    Me gustaría saber desde que lugar del planeta escribes.

    Yo vivo y trabajo en Madrid (España)

    Un cordial saludo,

    Hernando

    PD.-Si te gusta los performances de desnudo y la poesía, puedes vistar mi blog.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo8:43 a.m.

    La mirada y el reflejo apelan al descubrimiento. Sobre las porfidas aguas late la imagen del nuevo ser. Agonista y antagonista. Ya decian que Narciso descubrio su belleza - declaracion universal de la muerte. Quien pretende asistir a los dos lados de la moneda, dese afuera, colma de moebus la existencia...

    ResponderEliminar

palabréame