viernes, agosto 03, 2007

"If we wish to know
the writer of our day,
it will be through the singularity
of his absence
and in his link to death,
which has transformed
him into a victim
of his own writing."


Michael Foucault, What is an Author?

2 comentarios:

  1. "our day"

    Este texto de Foucault es uno que siempre releo precisamente por formar parte de una constelación de reflexiones en torno a la particularidad de qué es un "ahora" históricamente hablando y cómo se (lo) escribe. By the way, siempre saca por el techo a los jóvenes aspirantes o a los no tan jóvenes deseosos de fama y gloria. Texto malentendido o banalizado como todo lo que arrastra dificultades y retos, aquí el ¿qué es un autor? es ya una marca/salida de cierta historia literaria, hagiográfica o simplona (hay otras), que siempre pregunta por la persona del autor, por ¿quién es el autor? Digamos que el nombre propio deviene aduana y marca registrada en un ritual de lectura que no se mira los bajos fondos. Crítica como alabanza de la creatividad de la persona, incluida la del lector. No es su existencia lo que creo discute el monstruo calvo sino el lugar de poder de toda AUTORidad en un discurso crítico contemporáneo. Existe una versión que incluye un debate donde aparecen Goldmann (cacique castrador de muchísimos profes and students de Estudios Hispánicos) Lacan y otros. Allí F anota que no utilizó la palabra "estructura" en toda su conferencia.

    "singularity of its absence"

    Cada día parece más un castigo y la forma misma de la estupidez la eterna presencia de los autores para hablar de la literatura o la cultura. Digamos que el modo no los ayuda a cruzar la calle. Los blogs como autopromoción son sólo un chistecito. Admito que si dejaran de hablar de ellos mismos se quedarían desempleados. La devoración mercantil de los términos con los que se podría discutir públicamente lo literario es precisamente el montaje eterno de la identidad del AUTOR como ORIGEN, RAZÓN y META de todo diálogo al respecto. Siempre hay zonas y excepciones, sin duda. Pero uno se asoma a los artículos sobre "representantes del país" a este o aquel congreso/vitrina trasnacional y parece que están enviando una semi-dios criollo al tercer anillo de Saturno. ¿Qué significa hoy salir de la escena, ausentarse de los escenarios que supuestamente dicen el presente? La singularidad no es un proceso identitario. ¿Cuáles son las formas de esa ausencia? Son preguntas políticas.

    "his link to death"

    Ya aquí, claro, la historicidad también marca a F, ya que el pacto o el vínculo con lo mortuorio no siempre deviene melodrama de víctimas y victimarios. Sin duda, hay duelos y llantos, violencias y evicciones sobre el Autor para darle paso al "escritor de nuestros días". La pregunta tostonete sobre la negatividad mortificante de la letra se encuentra en la categoría "escritura". Además, la mortalidad es un trazo bajanotas para los doñitos alegres del sentido común, y la literatura como autoayuda del ser. Aún como pivote invisible, no digo tema, la muerte sin salvación, sin eternidad junto al BIG Daddy, no es muy "uplifting" ni ayuda a "superarnos como comunidad", mucho menos vende libros.

    Gracias por el maiz para la molleja dentata. Perdóname la extensión pero la entrada me jaló por las palancas.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. gracias por lo extenso. tu lectura comentada es más que maiz para la molleja, es morcilla para los garbanzos. palanquée pues,
    ;)

    ResponderEliminar

palabréame