martes, abril 11, 2006

repensando el culo

las veces en las que más escribo poesía es cuado sé que tengo que escribir un paper. entonces, deberían dejarme escribir poesía en vez de papers, de vez en cuando, al menos.

hoy leí en un panel algo que escribí relacionado con la histórica sara baartman, mejor conocida como la venus hottentot. el panel se tiulaba "beyond the body part", oraganizado por la profesora del curso de "feminismo y performance". mi paper se titulaba "rethinking the ass: the carnevalesque in suzan-lori parks venus".

venus es una obra muy buena que me gustaría ver algún día si la montan de nuevo. por lo menos sus restos ya no están en el museo aquél en parís. aquí unos fragmentos y un pasquín del siglo diecinueve anunciando el circo:



Suzan-Lori Parks' Venus is based on an historical figure: Miss Sartje Baartman, who was born in 1789 in the Eastern Cape of South Africa. In 1810, three years after the slave trade was made illegal, William Dunlop, a doctor, convinced Baartman to go with him to England to exhibit herself in a show of oddities in the English carnival circuit. He convinced her that she would return rich from Europe. She accepted his offer. But Sara Baartman did not return to Africa until 200 years later. The reason: Sara Baartman was exploited as an “exotic beast”. She was sold to an anatomist who dissected and macerated her after her death.

What kind of body did Sara Baartman have? What kind of oddity was she? Sara Baartman was a black woman with a voluptuous body, a body that was not the body of a traditional European white female, a body with a big ass. In 1774, 25 years before Sara Baartman was born into the tribe of the Khoi Khoi in South Africa, Herder wrote:

How miserable when there were still nations character, what reciprocal hate, aversion to foreigners, fixedness on one’s center of gravity, ancestral prejudices, clinging to the lump of earth on which we are born and on which we are destined to rot! Native manner of thought!, narrow circle of ideas-eternal barbarism! (Herder, 329)

In this quote Herder criticizes the disturbing notion of civilization that had provoked “this seemingly straightforward tale of exploitation."(Basting, Anne Davis, 223) Sara Baartman was the Other. She was treated like a beast. She was sold twice, first in England and then in France. She was exploited to fake herself; she was exploited to act as an “exotic beast,” as the “Hottentot Venus”.

Many postcolonial Caribbean writers have used the carnivalesque to criticize the ways in which the colonizer stereotypes and simplifies the colonized. My goal with this paper is to insert Parks into that tradition, and to create a dialogue between this African-American writer and Caribbean writing which uses similar strategies. An instructive example from the Caribbean tradition is the playwright Aimé Césaire, who wrote a play based on Shakespeare’s The Tempest, in which the Carnivalesque works as an strategy to subvert the imaginary construction of the character Caliban, who represents the stereotyped of the “savage”, the idea of a uncivilized cannibal.

Caliban is what Retamar called a “conceptual-metaphor” (Retamar 89) that constitutes the construction of the stereotype of the colonized. Shawn Marrie-Garret has noticed that Parks’ use of Venus is a reinterpretation of the stereotype of the Black-American woman (Garret 39). In this sense, Césaire and Parks' efforts have in common the intention of exorcizing the “conceptual-metaphor” of a tradition that linked their ancestry with oddity and inferiority.

Suzan-Lori Parks’ Venus creates an interesting dialogue with postcolonial studies, which, as Homi Bhaba has observed, rewrites history in an effort to redeem the image of the colonized. To conceive a play in which a silenced historical character like the Hottentot Venus not only has a voice but, moreover, has the ability to learn different languages, is just one example of how Park’s play subverts the predominant stereotype that simplifies Sara Baartman's historical role. This is clearly an inversion of what is expected, and as such an example of Carnivalesque transgression. Parks de-links Venus from oddity and inferiority not necessarily by empowering the character within the play, but by portraying the anatomist as the beast. Parks’ play displaces the stereotype that Western culture traditionally has about the “other” by giving the qualities of the “savage” to the characters that represent the English carnival visitors and the French Anatomists. Parks' play both subverts the stereotype and parodies the mechanism in society that produces it.

Bueno no pongo más para no aburrir a nadie porque mi inglés aún se siente como un zapato mal masticao. la trauducción y satirización misma del paper saldrá en completo en la secta de los perros tres. para la cual ya estamos trabajando. mañana presento sobre césaire sobre el discurso del colonizado y retorno a mi tierra natal, cuya traducción solo he podido encontrar en inglés y que si algún bondadoso lector tiene la versión de casa de las américas y me envía una humilde copia les estaré eternamente agradecida. a propósitos de apropósito, ese ensayo que escribiste titulado el espacio de la maldición: escenografías del calibán es una cosas tremenda, manglario. a penas llegó a mis emancipaciones la edición de sklodowska y heller de estudios latinoamericanos. de ratamar también me toca presentar la semana que viene me caso en la mar salada pero por lo menos debo admitir que el reaserch en los cuatro cursos ha estado súper conectado y también quiero decir que no vuelvo a coger cuatro cursos phd en mi vida en un mismo semestre. y que durante este tiempo que estuve perdida cumplí 26 un 26 del 2006. y que ni yo me enteré. los dejo en retroceso (como las escenas de la obra de parks) o en estado síquico de la foto en el harlem (que después fue el chapuzón en dákiti pero eso no todos lo sabemos) para terminar de sintonizar con un poema extensísimo (solo quería escribir la palabra pero en verdad es corto) que estoy trabajando titulado Detour:



5 comentarios:

  1. hola mara.

    tus ideas del culo y lo carnivalesco me hacen pensar mucho. como latino con culo grande perdido en el midwest, siempre encuentro a la gente (hombres, mujeres, niños, perros, cabras) fascinadas con las dimensiones de mi posterior. para mí es la cosa más normal, mi culo quiero decir. se que es grande; adriana me lo recuerda todo el tiempo. sin embargo, recientemente es tanta la atención que recibe que he tenido que mirarlo, revisarlo, analizarlo. la fascinación norteamericana con lo latino (whatever that means-their version of latin american is j lo) me ha venido muy bien para conseguir amantes, pero la atracción es tan enfermiza e insistente que me asusta.

    también me asusta que estés tomando cuatro cursos. yo tomé tres mi primer quarter y nunca fui más infeliz. dos es la combinación perfecta.

    cuídate mucho.

    p. s. cristóbal=juan=amigo de adriana en chicago=recientemente tu amigo en facebook

    ResponderEliminar
  2. A mi el cruce de escrituras se me da mucho en los aviones, sobre todo, cuando viajo a leer o a participar en algún foro.
    Yo con el culo ando también en meditaciones palesianas, sobre todo, culi-narias.
    Chequea en estos días tu casillero departamental.
    Con la palanca no se pueden hacer gestos patrióticos.
    4 cursos, ño.
    Suerte.

    ResponderEliminar
  3. qué bueno que pusiste algo aquí para entretenerme. jeje. tu inglés se lee bien, no te preocupes. de hecho, me hubiera gustado leer todo el ensayo. me gusta lo que dices de que deben dejarte escribir poemas cuando tienes q escribir vainas escolares. no son empresas contradictorias. el pensamiento académico se vuelve un estímulo, te fuerzas a hacer conecciones que a la larga son ejercicios poéticos bien útiles. la pena es que una prefiere compartir los poemas que los ensayos para los profes. yo no extraño estudiar (por ahora) leo/escribo poco y lo que me da la gana. tomo fotos. pienso.
    me gustó mucho mucho el grabado. no lo había visto. conocía la historia de bartmann, como se la llevaban a hanguear a fiestas burguesas para que la miraran. los principios de una industria ponográfica que se lucra de las jerarquías y el poder sobre la diferencia. el ensayo que había leído hablaba sobre sus genitales, nunca se me ocurrió pensar que todo el show era por el nalgaje. está chévere la comparación poscolonial con calibán. punto y aparte (pero tiene tanto que ver o no) estuve en pueltorrico este fin de semana y fue un alivio autoestímico nadar en espacios donde los culos y las carnes son más cotidianos, y existe la posibilidad de la belleza dentro de ese contexto. aquí pesa tanto más el culo!

    ResponderEliminar
  4. cristobal mengano, que sorpresa! bienvenido.

    Si si!! correo manglario!

    los genitales tambien, esos los tenian en una botella presevados, pero dice la leyenda que fue lo primero que los curadores dijeron , pa fuera! pero la moldura del cuerpo tiene otro cuento. lo sacaron por la insidencia tan alta que tenian de visitantes en el museo que se iban a casquetear con la escultura escondios en las esquinas.

    ResponderEliminar
  5. Usted siempre sorprende, no digo ya por la lucidez, sino por las cosas a las que le da pensamiento. A mí los culos se me hacen tan hermosos con sus redondeces, su remedo lunar, su almohadón tibio de carnes, su nombre de gladiador Gluteus Maximus...debo confesarle que he mirado el suyo en alguna lectura. No en ánimo lascivo u hormonal de adolescente, sino más bien como esteta. Y hablando de esteta...que buena está la segunda Secta, en la que hay sendos culitos perfectos adornando.

    ResponderEliminar

palabréame