sábado, febrero 11, 2006

Albaladejo en el Midwest

Como parte de las actividades del "Gay and Lesbian Film Festival" este fin de semana estuvo como invitado Miguel Albaladejo, director de "Manolito Gafotas" y "Rencor", entre otras, quien en esta ocasión vino a presentar "Cachorro" (2002). El festival, auspiciado por el programa de Literatura Comparada, el de Inglés y el departamento de Cine y Televisión, fue organizado por Harry Karahalios y Martin Laina, estudiantes del PhD Literature y Romance Languages, respectivamente.
"Cachorro" es una película que busca desmitificar varios estereotipos. En primer lugar, rompe con la idea de que la vida sexual activa, promiscua y desenfrenada equivale a irresponsabilidad en otras facetas de la vida; por otro lado, como explica Albaladejo, aunque las películas con temas o personajes homesexuales están en boga en el cine español, "la corriente mayoritaria de este supuesto cine gay tiene la limitación,(...) de que parece pensado para satisfacer unos cuantos estereotipos confortables: el homsexual ideal, guapo, culto, sensible, romántico, o por otra parte el gracioso con mucha pluma, ambos tipos amigos fantásticos para las chicas".
En cambio, en "Cachorro" vemos a un personaje trabajador "Pedro", de clase media, rodeado de amigos gordos, calvos, barbudos, y belludos, que tienen sexo sin ninguna inhibición y para los cuales el tema "gay" no es un issue. El autor deja claro desde la primera escena, en la que Pedro tiene un threesome con dos amigos (gordos, barbudos y belludos), que el personaje está muy a gusto con su sexualidad y con el modo en que lleva su vida y el espectador tiene que partir de la premisa que esto no cambiará durante el resto del filme, a pesar de que "Pedro" tiene que asumir la responsabilidad de quedarse con su sobrino "Bernardo" por más tiempo de lo previsto.
El director admite que la película no tuvo mucho éxito en España, y opina que esto se debe posiblemente a que él decidió apostar deliberadamente "por este tipo de hombre gordo belludo que folla sin ningún tipo de pudor". Sin embargo, fuera de España, la película ha ganado los premios a mejor película en el Dallas Out Takes Festival (2004) , el premio Golden Zenith como mejor filme europeo en el Montreal World Film Festival (2004), el premio "Violeta de Oro" en el Festival Toulesse Cinespaña como mejor película(2004), fue parte de la sección Panorama del Festival de Cine de Berlín (2004) y el año pasado fue nominada para el premio de Mejor Actor Revelación en los premios Goya.
Traté de entrevistar a Miguel con más formalidad pero lo que hicimos fue bebernos unos cubatas (cubalibres) en la recepción después de la presentación de la película y hablar de cómo el personaje de Lolita Flores en "Rencor" me recordaba al de "Te trataré como a una reina" de Rosa Montero, entonces él recordó haber leído la novela cuando era adolescente y fundamos una teoría freudiana, luego mencioné que incluso "Chelo" (Lolita Flores) me recordaba a la Coral de "Profundo Carmesí" y ahí él me contó de lo influido que estuvo por las películas de Arturo Ripstein, a la hora de rodar "Rencor". Hablamos de por qué ambos consideramos que Miami es una ciudad frívola, superficial y demasiado neón para nuestro gusto, incluso y sobre todo quizá por los rollerskaters taneados, y de que cómo esa decadencia se veía reflejada en el final de "Huevos de oro", esto lo comentamos mientras comíamos hamburguesas en un restaurante caro y kitsh. Entre divagaciones cineastas y relatos de pesadillas del Midwest pasamos un buen día riéndonos, comentando sobre los conservadores, los lubricantes, las abuelas madrileñas, la tauromaquia, las primas, las ciudades con grúas y sin , los saunas, porque sepan los interesados que en "Cachorro" se trabaja con el tema de las saunas gay, como esa de la que yo sé por oídas que queda en el Viejo San Juan, y que nada tiene que envidiarle al Hot Club madrileño.
En fin, que hoy se fue Miguel para Madrid, con su maleta roja gigante y su buen humor, y yo me quedé pensando en que qué cosa tan grande esa de hacer películas, que gente de todo el mundo vean tus historias y qué cosa conocer a un cineasta a quien admiras en medio del Midwest, y que ese cineasta viva en Lavapies, a una estación en tren de donde vive mi familia en Cascorro, y que sea una persona sencilla y agradable, que habla de todo y con todos y que se fue tan contento con su nueva gorra y sudadera de esta Universidad católica que protestó tanto porque el festival gay no representa los ideales de la universidad, y así sucesivamente, como diría Silvina. Gracias, Miguel Albaladejo.
foto de miguel con mara en el snite museum of art de notre dame

2 comentarios:

  1. gran película, cachorro, muy emotiva, con una abuela bruja y todo amante de las vainas del franquismo, sobre todo lo de los colegios católicos internos. qué bueno que lo conociste y, mejor aún, qué bueno que nos lo contaste. besos y que vivan los gordos calvos, aunque no todos eran cachorros. a mí me pareció que lo de los saunas y los encuentros nocturnos fue muy certero. el niño, una dulzura que adora a su tío. lo de la profesión del sidoso, que era dentista, ya eso fue demasiado forzado. salud, y más cubatas.

    ResponderEliminar
  2. que bueno que comentas manolete, más o menos para ti reseñé esto, pues fíjate que una profe le preguntó que por qué había escogido el asunto Aids y el contestó que fue una mera estrategia, un deux ex machina al revés, pa poder darle el giro a la trama y mandar al niño con la abuela. otra cosa que comentó es que el personaje de la abuela era más franquista, pero que lo suavizó porque tampoco quería estreotiparlo tanto, por eso el colegio del niño era laico, no católico, y la abuela reclamaba que no era "una vieja chocha", sin embargo no me extraña que te haya dado esa sensación porque el ambiente que la rodeaba seguía siendo represivo, indeed. sin embargo, vi "breakfast in pluto" en el mismo festival en donde el tema del colegio católico si está más presente y la película está súper nítida, la viste? sino te gustará mucho y más al juan, por la estética que es maravillosa.
    un abrazo

    ResponderEliminar

palabréame