miércoles, septiembre 03, 2008

anarborizada

en estos días pasan tantas cosas. volver a la ciudad universitaria ha sido mudarme a un sitio nuevo que conocía y se reinventa en términos de vecindario, clases, enseñanza, convivencia, caminatas, amigos. 

maría se inventó el verbo "anarborizar" y ha dado en el clavo aunque por el momento sólo suenan las alarmas cuando no hay incendios y faltan clavos en mis paredes. 

al lado de mi casa vive un señor que hace miel. deja los frascos en el balcón y una alcancía que nadie se ha robado en 20 años. si está en el balcón te habla y te cuenta quién de los vecinos está enfermo, de dónde provienen, te informa de asuntos cívicos importantes y de la crisis en la apicultura. si no está, vas y agarras el frasco de miel que prefieres y dejas el dinero en la alcancía. 

el nuevo casero se fue de vacaciones el mismo día que me mudé a la nueva casa y no pintó, ni limpió la casa, por lo que mis primeros días fueron limpiar y limpiar. aún así, es tan agradable el espacio, mi ventana hasta el piso, la cocina amplia, las losetas, el piso de madera, la bañera, claro que hay que pintar, restregar las losetas para que se vean blancas, pulir el piso y destapar la bañera. 

hoy cociné con mis aparatos por primera vez en cuatro meses. hice arroz con semillas de girasol y alcachofas rebosadas en cebolla, ajo, con una ensalada de lechuga, tomate, salmón ahumado y queso gorgonzola hecho por los amish. mañana me llevo almuerzo a la universidad. 

enseño a la una, por suerte, porque leo mejor en las noches. imprimí las lecturas del curso del lunes, Eastern European Poets in the West, y emano emoción. 

ayer estuvimos tomando cervezas. Brian y Teresa son mis nuevos compañeros de casa y estoy contentísima con ellos . si este pueblo tuviese este clima todo el año sería perfecto. anoche llegamos tarde y a las 3 a.m. comenzó a sonar la alarma de incendios y solo fue la batería gastada dando la señal. 

esta entrada en el blog iba a tratarse de Man on Wire porque la vi hace poco y me encantó. hablaba con un amigo de que era una especie de manifiesto por el terrorismo blanco. a los amigos que lo ayudaron a tomar las azoteas de las torres gemelas en el 1974 les prohibieron la entrada a los estados unidos tras el evento. a Phillppe Petit le retiraron los cargos a cambio de un show televisivo. yo hubiera abogado por mis amigos. supongo que no podemos ser valientes en todo.


6 comentarios:

  1. Mara, yo quiero visitar el suelo ajedrezado y mirar por la ventana de tu cuarto.

    No olvides el esqueleto vacío de la cicada incrustada en el árbol.

    ¿Cuál es el antónimo de anarborizar?

    Enseño en 10 minutos

    abrazo va

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que ya estés instalada y cocinando arroz con pipas, que estoy deseando saber cómo se hace.

    una abraza( desde el lado más femin -ista de nuestro ser)

    ResponderEliminar
  3. Llegaste, gózate tu casa.

    Beso

    ResponderEliminar
  4. se te lee bonita marapastor
    superbeso

    ResponderEliminar
  5. Qué linda...lo describes tal y como es. Leerlo es volver a vivirlo. Y yo probé aquel almuerzo, aunque también lo quemé :(
    Sigue escribiendo, es como repasar parte de mis días también anarborizada.

    besitos, marita

    ResponderEliminar

palabréame